¿Te imaginas navegando por el mar Egeo en un yate de lujo por los bellos pueblos de Turquía?  Disfrutar de unas vacaciones de lujo en un cómodo yate es una experiencia que tienes que vivir al menos una vez en la vida. Desde tomarte una cerveza fría Efes Pilsen en la cubierta del barco en medio del Bósforo, hasta amarrar el yate en una preciosa cala íntima, existen numerosos planes de ensueño para tus vacaciones en un barco de alquiler.

Paso 1: el yate de lujo

Para comenzar tu semana de lujo con tu pareja o con amigos,  lo primero es asegurarte de que el alojamiento sea digno de un auténtico hotel de lujo flotante. Para ello la mejor elección es el exclusivo yate Princess 62 HT. Tiene 19,3 metros de eslora y espacio para 8 pasajeros en 4 camarotes amplios y lujosos. La embarcación es elegante y ágil, con interiores de madera y un solárium para descansar bajo el sol del Mediterráneo oriental.  El camarote principal se encuentra en la manga y desde él tienes unas estupendas vistas del mar. En cuanto al interior, el Princess 62 HT es un barco luminoso con amplios ventanales y una decoración de diseño.

Otra de las opciones más populares para navegar en Turquía es el Fairline 55, una embarcación elegante de 17,1 metros de eslora para 8 personas, o 6 personas si decides alquilar el barco con patrón. Este estilizado yate de lujo tiene un solárium cómodo y moderno en la cubierta, salones y unos camarotes amplios y luminosos.  En la popa hay otra zona de descanso cubierta, ideal para relajarte tranquilamente por la noche.

Paso 2: las rutas de ensueño

Una vez tienes escogido tu yate de lujo, comienza la travesía por Turquía. Algunas de las mejores rutas más irresistibles para navegar en la romántica Turquía son las siguientes:

Desde la preciosa ciudad de Marmaris, puedes realizar una ruta de ensueño por calas y playas azul turquesa que se esconden entre montañas. Te recomendamos que visites las calas semivírgenes que esconden una naturaleza fragante. La cala de Turun, en particular, es una de ellas. También merece la pena la playa de İçmeler.

Marmaris

Marmaris

Desde Bodrum puedes acceder a las ruinas de la ciudad antigua de Cnido,  un antiguo asentamiento dorio que se repartía entre la isla y la costa oriental de Turquía, cerca de Bodrum. Alrededor del año 540 a.C. se tiene constancia de que fue ocupada por los persas y posteriormente por romanos. Durante el imperio bizantino la ciudad floreció de nuevo gracias al comercio marítimo y a sus recursos naturales. Hoy en día se conservan restos de distintas épocas, desde la reconstrucción de la Venus de Praxíteles hasta las figuras bizantinas y los primeros sepulcros cristianos.

Otra de las rutas de ensueño que te recomendamos desde la ciudad pintoresca de Kusadasi es bordear la bahía de Pamuk y llegar a Çesme, en la costa del mar Egeo. Este paisaje brinda unas vistas espectaculares provistas de una larga playa de azul turquesa. La playa más famosa es la de Altınkum, con arena nívea y suave, y con un bajo nivel del mar que te permite caminar por la playa.

Paso 3: la comida

Aunque no existe nada mejor que tomarte un aperitivo en la cubierta de un yate de lujo observando el Bósforo, te recomendamos algunas terrazas para que disfrutes de las mejores vistas de Turquía desde el interior. El restaurante Panorama, en Marmaris, es un lugar ideal para disfrutar de una cena tranquila en frente de los impresionantes paisajes del mar Egeo. Para comer especialidades turcas, no te pierdas La Vita Restaurant en Marmaris.

Tuti Restaurant

Restaurante Tuti

Otro enclave digno por sus vistas es el restaurante moderno 360, que rota muy despacio sobre sí mismo en las alturas para proporcionarte unas vistas de 360º de la ciudad de Estambul. En Bodrum, te recomendamos el Tuti Restaurant, ubicado en lo alto de la ciudad, ofrece alta cocina con unas vistas inmejorables de la ciudad. Es especialmente bonito durante el atardecer.

Paso 4: excursiones estimulantes

Otras de las actividades que puedes realizar en tu semana de lujo en Turquía son: navegar por el cañón verde de Turquía, subir en globo a la Cappadocia o practicar el glof en el entorno natural de Carya. Tampoco puedes perderte un baño en las termas de Pamukkale.

Cañón verde de Antalaya. Es una formación natural en la que puedes navegar en uno de los barcos que realizan excursiones por sus aguas rodeados de bosques y de los montes Tauro. Durante tu travesía descubrirás a una apasionante fauna marina típica de la región. Tendrás tu safari particular.

Cappadocia, es uno de los lugares más románticos de Europa. Su visita se hace habitualmente en globo, desde donde puedes admirar las extrañas formaciones rocosas de valles, los laberintos y las ciudades subterráneas en ruinas.

Club de golf Carya. Es un club de golf ubicado en la península de Antalaya, de estilo clásico y con una extensión de 6.570 metros. La naturaleza invade parte del campo con obstáculos como pinos, eucaliptos y montañas de arena que añaden un plus de dificultad al deporte.

Pamukkale

Paolo Benedetti- Termas de Pamukkale

Visita a las famosas termas de Pamukkale, un paraíso blanco formado por terrazas naturales con termas de agua tibia. El efecto de los tonos blancos y grisáceos del paisaje, que produce el bicarbonato de la piedra es parecido al que te esperas de un auténtico paisaje lunar. No te lo pierdas.

Los mejores puntos de partida para alguna de estas travesías son Bodrum, Marmaris y Kusadasi. Si quieres saber más sobre ellas, accede a nuestra web y planifica tu semana de ensueño en un yate de alquiler en Turquía.