Si estás planeando una travesía o unas vacaciones a bordo, no te preocupes por si tu mascota se queda en tierra. ¿Por qué no incluirla? el equipo de aBoatTime intentará asesorarte de la mejor manera posible.

Navegando con perros

En la imagen se muestra a Lucy, un particular tripulante. En palabras de su dueña:
“Este perro es impresionante, sabe navegar mejor que una persona.”

Navegar no es algo exclusivo del ser humano. La sabiduría y sapiencia de la madre naturaleza hizo que muchas otras criaturas amasen la naturaleza de manera innata. Este es el caso de los perros. De todos es sabido que no son pocos los perros que aman el mar y que, adiestrados por sus amos, han encontrado en los océanos un disfrute igual o mayor que algunos seres humanos.

Ahora bien, es importante tener algunos conceptos muy claros cuando se quiere llevar una mascota a bordo:

1- Al planear un alquiler de barco con nuestra mascota, deberemos informarnos de lo que la ley de cada país permite o no acerca de navegar con animales. Es importante que recabemos todo este tipo de información antes de enrolarla en el barco.

Aconsejamos llevar siempre perfectamente documentada a nuestra mascota.

2- Tenga la certeza de que su mascota ha sido legalmente registrada y está dotada de su chip correspondiente, sistema electrónico en el que se encuentra toda la información del animal, pues no son pocos los países en los que el uso de microchips en ellas es obligatorio.

Asimismo, su “compañero” deberá ir correspondientemente vacunado a tiempo y haya estado en cuarentena, pues ésta es otra de las leyes que numerosos países exigen.

3- Tenga muy claro que no todas las mascotas son amantes del mar. No es lo mismo un perro que lleva navegando y en contacto con el mar desde que era cachorro, a un perro al que llevamos por primera vez a los tres años de edad. Por este motivo, recomendamos que tenga muy en cuenta esta cuestión.  Del mismo modo, sería conveniente que reservase un hueco en el camarote para que su perro pudiese guarecerse.

También debe tener en cuenta que los perros a bordo no tienen muchas opciones a la hora de hacer sus necesidades, a menos que hayan sido previamente adiestrados. Por este motivo, recomendamos que adquiera una pequeña porción de hierba artificial o cartón en la que su perro se sienta cómodo y seguro para hacer sus necesidades.

4- Si su perro no tiene ningún miedo al agua, puede que no haya pensado en cómo subirá de nuevo al barco después de un chapuzón en alta mar. Las escaleras traseras de los barcos, han sido diseñadas para humanos y es por ello que quizá un perro encuentre dificultades para subir. En este punto, se recomienda adaptar una tabla a modo de rampa por la que su perro pueda subir y bajar del barco cuando lo desee.

Además, conviene recordar que su mascota puede y debe ir correctamente equipada con el chaleco salvavidas que existe para perros, de este modo los problemas disminuirán considerablemente.

Por tanto, si su preocupación es si su perro o mascota se quedarán en tierra, la respuesta es ¡solo si usted quiere! y recuerde que una mascota puede disfrutar tanto como usted el mundo del mar y la navegación.

Asimismo, si se tiene en cuenta que un viaje en ferry es un estrés para tu mascota, ¿por qué no hacer trayectos a destinos como las Islas Baleares navegando con un barco de alquiler en vez de a bordo de un ferry? Puede ser una manera de evitar aglomeraciones y agobios por los horarios, además de ser una forma de disfrutar navegando por el Mediterráneo con tus mascotas.