Los famosos souvenirs o recuerdos de viajes acaban siendo objeto de regalo o decoración en nuestros hogares tras unas merecidas vacaciones. Estos meros objetos sin gran utilidad o valor en su lugar de origen, sirven casi siempre como regalos únicos, recuerdos imborrables del destino o decoración de mal gusto.

Acumular souvenirs es hoy en día una afición del viajero y se hace indispensable volver a casa con algún objeto único que nos recuerde nuestra estancia en otro país en forma de imán, llavero, camiseta, postal, botella o cenicero.

Las réplicas de estatuas, plazas, monumentos, láminas y demás, se acumulan como el polvo en las ciudades más turísticas del mundo pero es importante poderse llevar un recuerdo original, bonito e incluso culinario de un viaje navegando por el Mediterráneo o el Caribe en velero, yate o catamarán.

España

Los mejores souvenirs que uno se puede llevar de España son productos gastronómicos. El aceite de oliva, las aceitunas, los quesos y los embutidos, son productos que pueden ser transportados sin mucho problema ya que no se rompen al ser transportados y su consumo permite un amplio margen de tiempo. Es recomendable llevarse también una botella de vino tinto Rioja aunque mejor llevarla de equipaje de mano en una bolsita. Las latas de pescado y marisco en conserva son perfectas para degustar en casa o guardar para una ocasión especial. Pequeñas, ligeras para transportar y asequibles de precio, ofrecen el verdadero saber español al ser abiertas sin perder cualidades ni vitaminas.

Si lo que se desea son regalos permanentes, no hay nada mejor que comprar alguna figura, imán o camiseta con el famoso toro negro o bailarines de flamenco. Como regalos graciosos y excepcionales, recomendamos unas castañuelas de madera o un delantal para cocinar que parezca un traje de flamenco.

 

delantales flamencos

Flickr by Antonio Luis Jiménez Trujillo

Grecia

En el país de la Acrópolis la mayoría de los souvenirs, tienen forma de estatua de algún dios griego, columna o vasija. La mayoría de estos objetos son réplicas de mala calidad y color blanco un tanto estropeado. Si se desea comprar alguna figura, lo más recomendable es buscar un plato, vasija o figura en una tienda de artesanía. Las vasijas hechas de barro y decoradas con figuras clásicas, son muy bonitas para la cocina o el jardín. Si adora las figuras de héroes y dioses griegos, lo mejor es que las compre pequeñas para poder llevarlas en el equipaje de mano al dejar su barco.

Las joyas de plata y piedras, son otro recuerdo único que podrá adquirir durante su visita a las Islas Griegas. Pulseras, anillos, collares y colgantes, son ideales para regalaras o para tener un recuerdo de su viaje que siempre va a poder usar ya que este tipo de joyería, no se pasa de moda. Las esponjas naturales y los accesorios de cuero, son un buen souvenir para poder usar tras sus vacaciones o conservar como objeto único de Grecia. Por último pero no menos importante, es indispensable adquirir algún producto gastronómico de la zona como por ejemplo las aceitunas negras o el queso feta.

esponjas grecia

Flickr by Alessandro d’aleo

Croacia

Navegar por las costas de Croacia es una experiencia única y más si podemos llevarnos a casa alguno de sus dulces o famosos licores de frutas y plantas. Los licores aunque pesan más a la hora de transportarlos, son perfectos para adornar el mini-bar y recordar el sabor de Croacia en casa junto con amigos. Recomendamos los licores de nueces verdes, pétalos de rosa, guindas y hierbas fuertes. No nos podemos olvidar tampoco del vino: Postup, Plavac y Dingac son los vinos más conocidos de Croacia y eran los que bebía la nobleza.

La orfebrería en Croacia y en especial en Dubrovnik es única y nos ofrece souvenirs especiales: regrese de su viaje con una joya de coral de alguna tiendecita artesanal de la zona donde amarre su velero. Si desea un accesorio más tradicional, adquiera el famoso lazo de Konavle. Este detalle, estaba cosido al vestido tradicional y suele estar tejido a mano y teñido con colores naturales.

Turquía

Tanto Estambul como las costas turcas eran núcleos de mercaderes e intercambio de especias y objetos. Durante unas vacaciones en Turquía es imprescindible adquirir accesorios y regalos de estilo árabe como fulares, babuchas, túnicas o joyas. Las pulseras y collares de piedras de color azul eléctrico con el famoso ojo de la buena suerte, son el regalo perfecto. Este tipo de bisutería es ligera, barata y se puede llevar casi con cualquier prenda.

Para los amantes de las especias, el té y el tabaco, Turquía es un auténtico paraíso. Sus calles y plazas están llenas de puestos con todo tipo de sabores y colores. Se pueden comprar especias y trocitos de té al peso y en saquitos. Para los que de verdad quieran adquirir objetos tradicionales para sus hogares, recomendamos comprar una alfombra persa, fundas de cojines o la tradicional shisha para fumar.

¡Es imprescindible pactar y regatear los precios en tierras turcas!

especias

Flickr by Pelayoap

Italia

Las islas y costas italianas son otro de los destinos gastronómicos por excelencia Durante su estancia en los puertos es fácil observar y degustar, los souvenirs gastronómicos que debe de comprar antes de su vuelta a casa: la pasta, las salsas y una botella de limoncello. Son productos económicos y no se estropean si los quiere guardar en casa para una cena especial aunque hay que tener cuidado ya que pueden romperse durante el viaje de vuelta. La mejor opción es comprar paquetes de pasta un pelín más caros que el precio medio ya que la calidad será estupenda.

Las salsas se pueden comprar de cualquier tipo: tomate y pomodoro, pesto, putanesca, napolitana, siciliana, arrabbiata, boloñesa o marinara. Para poder compartir una auténtica velada italiana a su vuelta, no olvide la botella de limoncello, el popular licor de limón. Si es un amante del Arte o del vaticano, está usted en el país perfecto. Podrá encontrar todo tipo de objetos grabados con motivos artísticos o religiosos. Recomendamos aprovechar el viaje en barco para adquirir alguna moneda del antiguo imperio romano o imitaciones como bolsos, carteras y relojes de prestigiosas marcas de moda.

pasta

Flick by iweatherman

Malta

Esta magnífica isla del Mediterráneo, ofrece una amplia variedad de objetos de cerámica y telas. Es una buena ocasión para adquirir platos o carteles artesanales que decorarán cualquier rincón de su casa o serán un grato regalo para algún amigo o familiar. Las telas son otra opción de souvenir preciado y fácil de transportar en su maleta. Compre un mantel, trapos o alguna túnica para decorar su baño o cama. Los deliciosos dulces malteses son complicados de guardar así que lo mejor es degustarlos en la isla junto con otros platos tradicionales de la zona. Para adornar su nevera o sus llaves, compre un imán o llavera con la famosa cruz de malta de ocho puntas.

Francia

Es indudable que Francia es el país del queso, del paté y de los vinos pero sus costas ofrecen otros souvenirs con encanto. Si su lugar de destino es la costa francesa, podrá adquirir objetos y cuadros con paisajes de la Provence francesa y la magnífica Costa Azul. Es el lugar idóneo para comprar una pintura para decorar cualquier habitación y acordarse de su viaje en barco pos estas aguas turquesas. Los delantales y saquitos con el tejido tradicional de la Provence, no son solo originales sino bonitos y útiles para cocinar y perfumar su armario con olor a lavanda. Si navega por Córcega, recomendamos llevarse algún queso como el brocciu o el fium’orbo. Si por el contrario prefiere la cosmética, lo ideal es comprar jabones naturales de colores y aprovechar para ir de compras.

lavanda

Flickr by Paco liro

El Caribe

Las islas Vírgenes Británicas y en especial St. Martin, son un lugar llamado paraíso en medio de largas playas de arena blanca, palmeras y aguas truquesas donde navegar y nadar con peces de colores y tortugas. Como recuerdo de este viaje, encontrará numerosas figuritas de tortugas y peces junto con conchas y corales. Son perfectos para regalar y decorar su cuarto de baño con la esencia del caribe. Guardar arena blanca en una botellita es otra genial idea que permite llevarse un souvenir único del lugar.

Las pulseras y los collares de conchas y madera son bonitos y perfectos para lucir durante el verano. Es el recuerdo perfecto ya que es barato y además no ocupa espacio en la maleta. Para degustar en casa, la mejor opción es comprar algunas botellas de ron caribeño y licores de las islas como el de mango, lima, vainilla o el famosos Guavaberry.