Cerdeña no es una isla al uso. El pequeño paraíso transalpino encierra un encanto que pocas islas pueden ofrecer. Con una geografía escarpada y abrupta, Cerdeña se configura con una amalgama de minerales que hacen que su encanto reluzca más, si cabe.
El granito, el esquisto, la traquita y el basalto ornamentan el paisaje de Cerdeña que, mecido por las voces “a tenores”, tan típicas de la isla, la convierten en algo más que una mera sección de tierra acorralada por el agua.

Las playas de Cerdeña albergan la magia italiana, tanto en su arena como en sus aguas, por lo que sería casi “pecado” no dedicar una publicación íntegra a las mejores riberas sardas.

Sicilia-M01

Huelga decir que Cerdeña se adivina como uno de los lugares de playa más atractivos y bellos de Italia y que, a su vez, acoge algunos rincones embrujadores entre los que hemos destacado:

  • Playa de Villasimius: Antiguo pueblo de pescadores, hoy convertido en crisol de culturas foráneas ávidas de vacaciones. Situada en el sur de la isla, esta playa de arena inmaculada y nívea será el sitio idóneo para observar como el sol impacta con sus rayos en el agua cristalina y translúcida.
  • Playa de Nora: Ubicada en el sur de la isla, esta playa de arena pulcra y fina, dejará perplejo a cualquiera que se precie. Pula, espacio geográfico donde se ubica esta ribera, es un lugar de visita obligada, una pena que su población adquiera dimensiones estratosféricas en temporada de estío.
  • Caprera: Para quien realmente quiera desmarcarse del turismo de toda la vida, Caprera es, sin duda, su destino por antonomasia. Esta pequeña isla situada a tan solo un paseo en barca, encierra en su interior todo lo necesario para transportarte al paraíso.
  • San Teodoro: No podía faltar en nuestra selección de rincones mágicos. Aquí se ubica la playa de la cinta, una enorme playa que te dejará boquiabierto por el contraste paisajístico que ofrece, donde el verde de los árboles casi puede fundirse con el turquesa aguamarina. Situada en el nordeste de la isla, esta playa se postula como una de las más bellas de toda la isla.

Si dudan qué playa quieren visitar, desde aBoatTime les damos un consejo: ¡No piensen, limítense a sentir!