La isla más tranquila y lujosa de las Baleares, es sin duda Menorca.

La isla vecina de Ibiza, Mallorca y Formentera, cuenta con zonas protegidas de la biosfera, declaradas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Toda la isla ofrece maravillosas calas de grava y rocas, playas de arena blanca y aguas turquesas que bordean una costa salvaje y única, tanto para navegar, como para disfrutar de actividades deportivas y del ocio nocturno. Además existen alrededor de 30 calas donde fondear es posible para pasar un día estupendo. Aprovecha tus vacaciones con estas ofertas para alquilar un barco en Menorca.

Si deseas hacer turismo o pasar un día en tierra, no puedes perderte la capital de Menorca (Mahón) o la Ciudadela, el segundo núcleo urbano de la isla. Puedes visitar el centro histórico, ir de compras, pasear también por el puerto y disfrutar de los restaurantes y terrazas. Binibeca es un pueblo de pescadores situado al sur de Mahón, donde los más tranquilos encontrarán un rincón de pescadores muy pintoresco. Al norte de la isla, se sitúa el pequeño pueblo costero de Fornells, que es muy recomendable para pasar una tarde.

A beach in Menorca

Playas de Menorca

Para los amantes del mar, las playas y la navegación, no podemos olvidar las calas más famosas de Menorca, que hacen de esta isla, el paraíso del Mediterráneo. Existen playas de grava y de arena blanca (algunas incluso vírgenes): todas suelen encontrarse en enclaves singulares y alejadas una de otra, lo que hace, que una ruta por Menorca sea aún más fascinante. A continuación, te contamos algunas de las mejores: Cala Turqueta, Cala Macarella, Cala Galdana, Cala Pregonda y por último, la increíble Cala Mitjana.