Si hablamos del mediterráneo para referirnos a la navegación, irremediablemente, tendremos que hablar de navegar en barco en Italia. Sus enclaves, sus puertos, la gastronomía tan heterogénea así como sus recónditos islotes por explorar configuran un destino de lo más tentador si estamos pensando en pasar unas vacaciones a bordo.

Playa Fetovaia, isla Elba, Italia

Playa Fetovaia, isla Elba, Italia

La isla más grande del país es Sicilia, numerosas y pequeñas islas irrumpen del mar a lo largo de todo el litoral volcánico y van dando consistencia y empaque a Italia.

A pesar de tener menos fama y menos turismo que sus vecinos Sicilia y Córcega, Cerdeña no ha de ser por ello desdeñable, pues sus increíbles paisajes configurados a base de montañas, cuevas, volcanes y riberas de aguas turquesas, no dejarán indiferente a quién se lance a la aventura de descubrir Cerdeña.

En el centro oeste del país encontramos la toscana, su fama, adquirida de la riqueza cultural que ofrece así como del clima podría ser un destino turístico, al menos, para hacer una visita exprés. Navegar por la toscana permitirá a los aventureros descubrir un patrimonio histórico colosal.

Al sur del país encontraréis La Campania, acorralada por el mar Tirreno. Navegar por estas aguas os dará la posibilidad de contemplar nada menos que cinco de los lugares culturales nombrados patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Cómo veis, navegar por Italia es navegar por la joya mediterránea, ni qué decir tiene que si tienes la posibilidad de trazar tus propias rutas de navegación, saber donde y cuando se quiere fondear, seleccionar las horas para zarpar de un sitio…las ventajas crecerán de manera considerable.

Italia es simplemente un paraíso en el que los placeres están disgregados, solo tienes que acercarte a lo que te apetezca y sacarle el máximo partido. Así que si decides alquilar un barco para navegar y descubrir Italia, podrás comprobar cómo, en efecto, este destino no tiene ningún tipo de desperdicio.

La belleza de Sicilia

La belleza de Sicilia

Conviene recordar que los rincones más maravillosos de Italia solo serán visibles y explorables a golpe de timón, con lo que alquilar un velero es una recomendación obligada. Las increíbles y paradisiacas playas sardas, los paisajes volcánicos irrumpiendo desde el mar o algunos panoramas simplemente de película, es lo que hace destacar a Italia.

La popular dieta será un plus que, a modo de guinda de paste, terminará por cautivar a los visitantes. Las mejores pastas, las mejores pizzas y un sin fin de suculentos platos es lo que terminará de hacer perfecta a Italia.

Conviene recordar el restaurante “La Favata”, en Cerdeña, como uno de los punteros en dieta típica transalpina. Así que no hay nada más que pensar, alquila un velero y embárcate en la aventura de conquistar Italia desde el mar.

Ahora ya sabes que navegar las costas sardas, es hacerlo en la perla del mediterráneo. Si, además, nos animamos a alquilar un barco velero, barco a motor o catamarán para navegar por la Costa Esmeralda, quedaremos anonadados con el abanico de playas de arena prístina y aguas turquesas que encontraremos.

Por último, no debemos pasar por alto que Italia es lo que es, en parte, por el clima. Si ya per se es un destino embrujador, añadimos que en Cerdeña podremos disfrutar de 300 días de sol al año, simplemente se torna en increíble. Esto es lo que permitirá a los turistas viajas sin miedo a un destino que casi con total certeza garantizará un tiempo óptimo para el disfrute de tus vacaciones en el mar.

El viento de Mistral, soplando de noroeste será óptimo y perfecto para los amantes de la navegación, pues su presencia suele extenderse gran parte del año.

Así que no lo pienses más, ahora ya sabes algo más de Italia. Italia es fútbol, Italia es arte, Italia es gastronomía pero Italia también es Navegación.