¿Te imaginas flotar sobre un lago del color del chicle de fresa? O admirar una laguna de color verde radioactivo? Desde aBoatTime hemos realizado una recopilación con las lagunas y fuentes termales de colores más espectaculares del mundo.

Lago Retba

Las aguas rosáceas del lago Retba componen un paisaje romántico acomodado entre las dunas que separan el Atlántico de la parte norte del Cabo Verde, en Senegal. Este singular color del agua presenta varias tonalidades a lo largo del día, desde el de rosa claro al amanecer hasta el violeta al caer la tarde. La causa de este curioso tono del agua es la pigmentación que producen unas algas, las Dunaliella salina, al realizar la fotosíntesis. Esta especie habita en el fondo de lagos y charcas con alto contenido en sodio.

Tagon- Flickr

Tagon- Flickr

El lago Retba tiene un 40% de contenido en sal que permite que todos los bañistas floten sobre su superficie, al igual que sucede en el Mar Muerto. Los lugareños utilizan el comercio de sal como forma de vida, gracias a los cientos de toneladas que se depositan en Retba. Para protegerse de la acción corrosiva de la sal en estado puro, que puede ser dañina si se trabaja con ella durante todo el día, utilizan bálsamos protectores para la piel como el karité.

Aprender a flotar en el agua, admirar el paisaje al amanecer o navegar por las costas del Cabo Verde son algunas de las opciones que te ofrece este paraje para tus vacaciones.

Lago rosa de Hillier

Aunque parece algo inusual, existe otro lago rosa en el mundo, el lago de Hillier. Se encuentra en la isla Middle del archipiélago de La Recherche, ubicado en la parte más occidental de Australia. Su silueta se recorta drásticamente con la vegetación intensa que la envuelve en esta parte del país.

hillier

En este caso, los expertos no se ponen de acuerdo acerca de las razones que causan este cambio de tonalidad del agua. Algunos señalan que el color rosa se debe a un tipo de algas, mientras que otros afirman que se debe a una mezcla de sal con un tipo específico de bacterias.

En cualquier caso, el misterio es otra de las características de este lago rosa en Australia. Una de las imágenes más impactantes se produce al amanecer, cuando el agua rosa contrasta con la línea de eucaliptos que separa el lago del mar.

Los lagos rojos de Crimea

Los lagos de Crimea son otro ejemplo extraordinario de lo que la naturaleza puede ofrecer. Compuestos principalmente por sal, en verano los lagos se evaporan y dejan a la vista un espectacular paisaje formado por esculturas naturales de sal varios metros de altura. Sin embargo, durante los meses de invierno, los lagos recuperan el agua con colores desde el carmín hasta el granate oscuro.  Esta tonalidad se debe, como en otros casos similares, al pigmento que producen las algas Dunaliella salina. Esta especie desprende beta-caroteno, un compuesto que puede encontrarse en las zanahorias de nuestra dieta mediterránea.

1280px-Rosa_Sole_des_Siwaschsees_im_westlichen_Teil

La sal en esta región está muy bien valorada, y el lago atrae tanto a turistas como a comerciantes que exportan al resto del continente.

Sin embargo, no todo son buenas noticias. Este bello rincón de la naturaleza  posee un defecto particular: el olor. Este lugar es conocido por sus habitantes como el “mar podrido”, debido a la disposición de 5 centímetros de cieno en su superficie, que hace que un fuerte olor desagradable emane de sus aguas. Con todo, si haces una ruta en velero por la costa, no te puedes perderte admirar este paisaje natural con una visita a los lagos de Crimea.

La laguna de los Clicos de Lanzarote

En España, aparte de una sombrosa geografía que comprende calas, acantilados y magníficas playas, también gozamos de una porción de misterio en Lanzarote, dentro del archipiélago de las Islas Canarias. La Laguna de los Clicos, o el “charco verde”, es una laguna semicircular instalada en un cráter volcánico en el municipio de Yaiza. Su tonalidad verde y amarillenta intensa parece producida en la sala de un laboratorio, pero es consecuencia de la cantidad de organismos y especies marinas verdosas que viven en su interior.

laguna clicos

La Laguna de los Clicos se encuentra protegida y por ello no está permitido bañarse en el agua. Sin embargo, miles de turistas acuden cada año a este territorio para admirar el panorama que acompaña a la laguna. La Laguna de los Clicos se encuentra en un paisaje natural con montañas, playa y restos volcánicos. A tan sólo cien metros del agua, una espesa arena negra separa la laguna de La Playa de los Golfos, en el océano Atlántico.

En tu ruta en velero por las islas Canarias, la Laguna de los Clicos es una de las paradas más recomendables de la isla que no te puedes perder.

La Gran Fuente Prismática, en Estados Unidos

El último lugar de nuestra lista es un lago multicolor, con tonos azules, verdes, amarillos y rojizos. La Gran Fuente Prismática, es una fuente de aguas termales que se encuentra en Parque Nacional de Yellowstone, en el estado de Wyoming, en Estados Unidos.

Grand_prismatic_spring

Dentro de los más de 9.000 kilómetros cuadrados que se extienden por el parque natural, esta fuente de aguas termales destaca por ser la más grande del país y por ofrecer unas vistas inigualables. Esta mezcla  de colores en el agua la produce un tipo específico de bacterias que vive en los bordes del agua. Dependiendo de la temperatura del agua, la luminosidad del paisaje y del resto de especies que habitan en sus aguas, la fuente de agua termal adquiere diversas tonalidades. El más verdoso depende de la clorofila, mientras que los tonos anaranjados se relacionan con el beta-caroteno.

A pesar de la variedad de colores que envuelven a la fuente, el centro del agua mantiene un puro tono azul con aguas cristalinas, que hacen que este paisaje sea considerado como uno de los más bonitos del mundo.