El día de San Valentín está a la vuelta de la esquina y, como cada año, miles de personas se rompen el seso tratando de ser lo más original posible con su otra mitad para demostrarle todo lo que significa para él/ella. Siempre que pensamos en San Valentín, pensamos en bombones, joyas, cenas románticas… Pero, ¿cómo de genial sería poder celebrarlo en un lugar completamente natural y con forma de corazón? Te proponemos cinco lugares en los que pasar San Valentín, u otro día que se quiera demostrar el amor hacia otra persona, se puede convertir en la cosa más romántica, o más empalagosa, que hayas hecho nunca.

Isla de Galesnjak, en Croacia

Es el refugio ideal para los enamorados. No sólo es hermosa y está bañada por las cristalinas aguas el mar Adriático, sino que su forma de corazón es una invitación de la naturaleza para disfrutar del amor en el día de San Valentín. Aunque se trata de una propiedad privada, la Ley de costas establece que mil metros de playa son siempre un bien público, de modo que cualquiera puede acudir y gozar de la intacta naturaleza marina.

La “Isla del Amor” forma parte del pequeño archipiélago Skoljici que se sitúa al sur del puerto de Zadar, a unos 600 metros de la costa de Dalmacia. Este rocoso islote no habitado de 130 mil metros cuadrados de superficie, cubierto de arbusto mediterráneo con algún olivo aislado, dio cobijo en el siglo XII al barco del Papa Alejandro III durante una gran tormenta en el Adriático. En agradecimiento, el Papa decidió atracar en el cercano puerto croata de Zadar, con lo que fue el primer Pontífice en visitar a la católica Croacia, y el único en hacerlo hasta que en 1994 Juan Pablo II acudió a Zagreb.

Desde 1936 el islote, uno de los casi mil en la costa croata del Adriático, es propiedad de la familia Juresko de la cercana isla mayor de Pasman, cuyos miembros no se percataron hasta hace dos años de que Galesnjak tenía forma de corazón. De momento, las iniciativas para organizar rutas de senderismo y visitas para el día de San Valentín no han cuajado, debido, entre otras razones, al fuerte viento que sopla en la región.  Además, varios de los propietarios temen que la llegada masiva de turistas dañe la naturaleza hasta ahora casi intacta de la isla.


Échale un vistazo a los barcos que aBoatTime te ofrece en Croacia, y haz posible la visita a la Isla de Galesnjak.

Kratien

Cayo Marina, en las Islas Vírgenes Británicas

Con una superficie total cercana a los 32 mil metros cuadrados, Cayo Marina es otra isla que también tiene forma de corazón. Sin embargo, la diferencia de esta con la de Galesnjak es que el corazón formado por Cayo Marina se aproxima más a la realidad.

Esta romántica isla, deshabitada hasta 1937, te permitirá sorprender a tu San Valentín con más éxito, esperamos, que Jack White a su esposa Rodie Mason. Esta pareja fue la primera en establecerse en ella en 1937, pero no tuvieron la suerte de que fuera su primer refugio amoroso, sino que llegaron después de que White descubriera un problema de bichos que le atormentaba en la isla vecina de Tórtola.

Haz click aquí y descubre las mejores ofertas de barcos para conocer el Cayo Marina.

01_marina-cay

Isla Kardia, en Grecia

Las personas que buscan ese lugar único donde sentir el amor al aire libre sueñan con lugares tan románticos como Grecia, con sus paisajes asombrosos y el agua cristalina que baña sus costas. Para que, además de todas las ventajas que supone visitar en barco Grecia, también puedas hacer disfrutar a tu San Valentín, deberías poner rumbo a esta isla en forma de corazón que se conoce localmente como Kardia.

Este pequeño lugar rocoso en la isla Sapientza, en el golfo Messinian, es un paraíso desierto con un paisaje asombroso. Esta isla está, de hecho, inhabitada y tú puedes visitarla en barco y disfrutar de su romántico ambiente para sorprender a la persona a la que quieres.

greece

Isla Blueberry, en Canadá

Si te sobra presupuesto y lo tuyo ya es una historia de amor consagrada, quizás esta pequeña isla en forma de corazón situada en Canadá sea tu regalo de San Valentín perfecto. Ubicada en los montes Laurentides, la isla trae consigo un embarcadero con su propia barca, playa propia y una casa de madera, y se puede obtener por 804.361 euros.

Está ubicada en el lago de l’achigan, a 45 minutos al norte de Montreal, en la región francófona de Québec. La isla cuenta con todos los lujos, incluidos Internet y televisión por satélite, y todo ello envuelto en un paraje idílico. Si el turismos de sol y playa no termina de convencerte, esta opción es ideal para ti.

kanada

Tavarua, en las Islas Fiji

Situada al este de Viti Levi, la principal isla de Fiji, Tavarua es una isla en forma de corazón que se diferencia del resto que hemos nombrado puesto que sí está habitada. En ella, encontramos un resort para el disfrute de unas vacaciones ciertamente inolvidables, restaurantes, spa, una pista de tenis y dieciséis bures; es decir, cabañas de madera en el argot de las Islas Fiji. No está nada mal para pasar unas vacaciones acompañado por esa persona a la que amas mientras disfrutas de todas las comodidades que te ofrece.

Tavarua-Island-Fiji1