Siguiendo la línea innovadora de las mochilas propulsoras llega ahora el Jetovator, un jetpack que simula la estructura de una motocicleta y que permite a su piloto tanto ascender 30 metros en el aire como sumergirse hasta una profundidad de 10 pies.

Manteniendo el accionamiento hidráulico que ha caracterizado hasta ahora a los jetpacks incorpora una larga manguera que, conectada a la salida de un chorro de agua de una embarcación cercana, hace posible prescindir del típico motor pesado facilitando su manejo y ampliando las utilidades de los mecanismos propulsores.

El precio del kit Jetovator oscila entorno a los 9.000 dólares incluyendo, además de la estructura a modo de motocicleta, una manguera de 50 pies y los adaptadores necesarios para conectar este mecanismo con la embarcación de agua personal.

Aunque no se trate de un simple juguete acuático debido a su funcionamiento y, evidentemente a su coste de adquisición, la diversión y las nuevas experiencias que puede ofrecer el Jetovator  harán que sea muy codiciado este verano.

Fuente: Gizmodo Digital Lifestyle