Muchas personas, amantes del lujo y del diseño se habrán preguntado ¿Cómo seria un barco diseñado por Norman Foster?, pues aquí tenemos el resultado.

Tras meses de trabajo, el diseñador británico ha creado para Yacht Plus el 40 metros Signature Series, un nuevo concepto de yate de lujo ideado para armadores contemporáneos, haciendo de esta obra una auténtica pieza de arquitectura moderna.

Tras ser uno de los diseñadores y arquitectos más reputados, Norman Foster ha logrado hacer un barco donde aúna el confort, la intimidad y el uso del espacio, sin perder ningún concepto de diseño, haciendo incapié en la calidad, cantidad de espacios, las terrazas al aire libre y sobre todo la luz.

Como consecuencia el 40 metros Signature Series  ofrece mayor espacio en la cubierta, pero sin escatimar en unos interiores propios de un barco de esta eslora ofreciendo un espacio moderno para vivir, viajar o trabajar por todo el  mundo.

El concepto de diseño de este yate, es el resultado de 15 meses de trabajo de un grupo de 7 personas encabezadas por Norman Foster, repartidos en los estudios de Italia e Inglaterra. Es un nuevo concepto de lujo en forma de yate privado que se comparable a muchos predecesores en su rango, ofreciendo cuatro niveles con más de un 30% más de espacio al aire libre y bajo techo que cualquier barco en su categoría.

Cuando se diseñó, se prestó especial atención a la calidad de la luz y puntos de vista, ya que todas las áreas del yate se benefician de este concepto, incluido el propietario con su master-suite que ofrece dos balcones privados en la zona de proa.

En lo que a ingeniería se refiere, la destreza tecnológica de la astillero italiano Rodríguez Foster, combinaron con éxito el concepto de diseño, con los requisitos de un MCA cumpliendo todas las exigencias de un crucero oceánico.

Homenaje al diseño

Foster & Partners idearon para este tipo de barcos lujosos y funcionales un auténtico homenaje a la belleza y al diseño ocupándose de hasta el más mínimo detalle, reconfigurando el antiguo concepto de interiores de un barco, para crear un nuevo estilo más atemporal y tecnológicamente más avanzado.

Aprovechando la altura del techo y las ventanas panorámicas, Foster & Partners han aprovechado magistralmente el sentido de continuidad entre las áreas de fuera y los espacios interiores. En la cubierta principal, la madera de teca sólida se adentra a través de la longitud del suelo, mientras que en el piso superior tiene suelo fabricado con fibra de cáscara de coco, evocando el tranquilo interior de una playa.

La luz es sin duda el protagonista en cada una de las cuatro cubiertas, que están a su vez conectados por una escalera de caracol de cristal transparente. En los luminosos niveles inferiores, el reflejo de la luz maximiza mucho el espacio disponible aportando gran amplitud.

El complejo sistema de iluminación está perfectamente integrado en el diseño interior, ofreciendo distintos niveles de iluminación que reflejan los distintos cambios de ánimo y la atmósfera de cada habitación.