El mundo náutico a menudo ha sido relacionado con las élites sociales y e lujo. Si bien es cierto que navegar en un velero de dimensiones y prestaciones decentes, puede no ser muy caro, no lo es menos que el precio del mundo náutico puede dispararse a imagen y semejanza del consumidor. Es por este motivo que merece la pena hacer una mención de los 5 yates más imponentes del mundo, coincidiendo con algunos medios tanto nacionales como internacionales.

Interior del Eclipse

Interior del Eclipse. Fuente de imagen: vanitatis.com

1- Azzam.  Este nao de 180 metros de eslora ha sido considerado por muchos medios como el yate más atractivo y rápido hasta la fecha. De dueño anónimo, esta joya de los mares se especula que sea del Presidente de los emiratos árabes pero no hay nada confirmado. Los acabados en oro que alberga en su interior, lo configuran, además, como el yate más lujoso del planeta.

2- Eclipse. El presidente del Chelsea F.C, Roman Abramovich es dueño de este súper yate de 170 metros de eslora. Con un coste de varios cientos de millones de euros, el Eclipse levanta 9 pisos sobre el agua y, además,  incorpora un sistema antimisiles diseñado en Alemania. Las cristaleras interiores, que ornamentan gran parte de las salas principales, están totalmente blindadas.

3- Dubai. Este yate es bastante más pequeño que los dos anteriores. Con una cabida para unos 25 pasajeros, lo realmente llamativo de este navío son sus helipuertos y su pequeño batiscafo, un pequeño sumergible que permite explorar las profundidades marinas. A pesar de ser considerablemente más pequeño en dimensiones que los dos anteriores, los 250 millones de euros que el sultán de Brunei desembolsó para la adquisición de esta perla, evidencian el lujo y la personalidad de esta nave.

4- Al-Salamah. Propiedad de la familia saudita del ya fallecido sultán Bin Abdul Aziz. Sus casi 140 metros de eslora y sus cerca de 10 cubiertas, ofrecen a los tripulantes un espacio de una hectárea, lo que permite a este buque albergar a un centenar de pasajeros. Como detalle y a modo de curiosidad, merece la pena comentar el hospital que lleva a bordo así como el centro financiero.

Pelorus

Pelorus en todo su esplendor. Fuente de imagen: vanitatis.com

5. Por último y no quiere decir que este yate sea menos que los demás, el navío Pelorus es el niño mimado de Roman Abramovich. Pocos han podido examinar el interior, pues tan magna obra busca la intimidad de la familia Abramovich. Lo que si se conoce es que dispone de 25 habitaciones lujosas y un garaje con los juguetes favoritos de Roman, entre los que destacan motos acuáticas, generadores de olas artificiales y algunas semi rígidas.