Una de las regiones más bonitas entre la Provenza francesa y la increíble Costa Azul, es la comuna francesa de Bormes-les-Mimosas, en el distrito de Toulon. La flor llamada mimosa, es la protagonista de la zona desde que en 1968, se decidiese otorgar la mimosa como patrimonio a la ciudad debido a los parajes naturales llenos de estas.

Quienes ya han podido visitar la Costa Azul, saben que es un lugar único que envuelve lujo, calas increíbles y un encanto francés digno de conocer. Repartida en 4 zonas y con 9732 hectáreas, navegar por la zona de la “Côte d’Azur” es un verdadera privilegio que podrás disfrutar si te decantas por el alquiler de barcos en Bomes-les-Mimosas. No te pierdas sus parajes naturales y sus casas de piedras rodeadas de mimosas moradas y amarillas.

Bormes les Mimosas, Flickr.

El pueblo de Bormes les Mimosas, Flickr.

¿Qué hacer y visitar en Bormes-les-Mimosas?

El Departamento de Var es una zona muy rica, culturalmente hablando donde podemos visitar iglesias, galerías de arte y conocer la historia de la zona, solamente andando por sus encantadoras callejuelas. Si eres un amante del arte o de la época medieval, Bormes-les-Mimosas, te encantará.

No puedes perderte la visita a la capilla de Saint François de Paule, situada al lado del antiguo cementerio o la iglesia de Saint Trophyme, construida en el siglo XVIII y de inspiración romana en cuanto a su arquitectura. Las ruinas del castillo de los Señores de Fos, son un buen plan para una mañana o una tarde, que te apetezca amarrar tu barco en el puerto y conocer la zona. Recomendamos la capilla de Notre Dame de Constance ya que las vistas desde el interior son espectaculares y puedes hacer una caminata de aproximadamente 40 minutos entre el castillo y la capilla.

Toda esta zona de la Costa Azul de Francia, ofrece numerosos lugares para dar paseos románticos, pasar una tarde relajada visitando los alrededores o hacer turismo con niños. Si te gustan las plazas con fuentes, tiendecitas y talleres, no te pierdas las siguientes: plaza de L’Isclou d’Amour, plaza  Lou Poulid Cantoun, plaza del Figuier y para los más románticos, la plaza des Amoureux. El casco antiguo de Bromes-les-Mimosas, te fascinará por sus pequeñas casas de colores terracota, ventanas provinciales, caminos de piedra y unas vistas espectaculares al mar, cuyo color turquesa se funde con las rocas de las calas y la naturaleza de la zona. No te pierdas la plaza de Mûrier o la de Chapon con su fuente del siglo XVIII. Una mezcla de ambiente artístico y tradicional, que combinado con un día de playa, puede ser el mejor plan para tus vacaciones de alquiler de barco en Bomes-les-Mimosas.

Si eres un amante de la naturaleza, la flora o te encanta pasear y disfrutar de una comida en una terraza al aire libre, Bomes-les-Mimosas, es tu destino. Conocida como el pueblo de las flores de Francia, esta comuna costera, ofrece un increíble jardín exótico, un parque llamado “Parc du Cigalou” y un jardín botánico, llamado “Parc Gonzalez”. Descubre la flor de la mimosa, los eucaliptos y la fragancia del ser de Francia mientras disfrutas de tus vacaciones de alquiler de barco en Bomes-les-Mimosas.

Las playas y el puerto

El puerto principal de esta comuna francesa está perfectamente equipado y es una zona de navegación frecuentada pero a la vez muy tranquila. Ofrece 950 amarres dentro de sus 2300 metros de instalaciones náuticas. Abierto durante todo el año, el puerto de Bormes-les-Mimosas fue construido en 1969 y está gestionado de manera privada, habiendo recibido en el año 2010, un trofeo por parte de profesionales náuticos por ser un puerto moderno, equipado y respetuoso con el medio ambiente. Ofrece 8 restaurantes, bares y heladerías así como parking, lavandería, baños, conexión wifi, webcam, alquiler de bicis y reparación náutica por parte de empresas de barcos.

La mayoría de las playas están un poco más llenas durante los meses de verano pero son tranquilas, naturales y muy discretas. Las playas ofrecen 22 km de aguas fresquitas y turquesas, arena o piedra y una vegetación natural con un paraje de pinos y pequeñas calas donde ondear tu velero o yate. Algunas de las playas ofrecen un puesto de alquiler de sillas y sombrillas para los turistas y en el puerto principal, puedes encontrar clubs para practicar el buceo, el snorkel u otras actividades y deportes acuáticos. La temporada oficial de baño en Bormes-les-Mimosas, se inaugura el 7 de abril y cierra el 30 de septiembre pero la temperatura media anual de la zona es 14º con lo cual, hace buen tiempo y sol prácticamente todo el año.

Beach at Bormes les Mimosas area, Flickr by philippe.schoen

Una playa de Bormes les Mimosas, Flickr por Philippe.Schoen

Te recomendamos las siguientes playas de este a oeste:

  • La playa de Gouron: 65m de larga, arena fina y muy tranquila.
  • La playa de la Faviere: 680m de larga, de arena fina, acceso fácil y muy familiar. Es una playa muy grande con varios puestos para comer y practicar deportes acuáticos. Cuenta con socorristas durante la temporada y baños públicos.
  • La playa de Cabasson: 375m de larga, área fina y bastante virgen.
  • La playa de la fortaleza de Bregancon: 225m de larga, piedra y arena y con un magnífico paisaje a la fortaleza y a la bahía.
  • Playa de Estagnol: 475m de larga, arena fina y situada dentro de un parque natural, es perfecta para ir con niños o disfrutar de una playa natural.
  • Playa de Pellegrin: 870m de larga y arena fina y piedras. Es la playa más grande de toda la zona pero ofrece dunas salvajes y mucha tranquilidad.

No lo pienses más y decántate por el alquiler de barcos en Bormes-les-Mimosas, elige tu embarcación, la compañía y la semana que tu puedas y navega las aguas azules de la Costa Azul de verdad.