Si nunca has realizado un chárter náutico, quizás te sorprenda saber algunas cosas en las que probablemente no habías reparado, como qué cantidad de agua disponemos para beber, qué tipo de electricidad hay dentro del barco o qué hacer con la basura que se genera.

Yacht charter holidays

Para los principiantes en el mundo chárter, dejamos algunas claves a tener en cuenta antes de iniciar el viaje.

  • Combustible. Cuando alquilamos un barco, normalmente solemos recogerlo con el depósito lleno, por lo que cuando finalicemos nuestras vacaciones náuticas, deberemos repostar para devolverlo igual que cuando nos lo dieron.
    La capacidad de los tanques de combustible depende obviamente del tamaño y del tipo de barco, pero lo normal es que los veleros tengan una capacidad de aproximadamente unos 400 litros, lo cual no quiere decir que se vaya a consumir entero, ya que para navegar también se utiliza la fuerza del viento.
    El consumo de combustible depende del modelo de barco además de otras condiciones, pero normalmente los barcos de vela, para un chárter de una semana, gastan una media de entre 100 y 200€. Los catamaranes en general gastan un poco más, con un consumo razonable entre 200 y 300 € aproximadamente. Si alquilas un barco a motor, tienes que estar preparado para gastar más y cubrir el coste, ya que los barcos a motor no utilizan la energía del viento para moverse. El consumo depende del modelo de barco, tamaño y distancias que hayas planeado hacer.
  • Consumo de agua. Otro punto muy importante a tener en cuenta tiene que ver con el agua, pero no con la del mar, sino con la que utilizaremos dentro del barco. Como es lógico, la capacidad del depósito de agua varía en función de las dimensiones del barco, y su consumo dependerá del número de pasajeros, aunque lo normal es que suela durar en torno a 3 o 4 días. Este agua se utiliza tanto para la ducha como para beber, por lo que es recomendable hacer un uso responsable del mismo.
  • Como la mayoría de los chárter duran una semana, muy probablemente tengamos que llenar el depósito de agua al menos una vez durante nuestro viaje, por lo que debemos planear una parada a mitad de la semana en un puerto que ofrezca este servicio.
  • Electricidad. Antes de incluir en nuestro equipaje aparatos eléctricos que requieran ser cargados a la red eléctrica como teléfonos móviles, cámaras de fotos u ordenadores portátiles, debemos informarnos si el tipo de barco que hemos alquilado dispone de electricidad o no. Lo más habitual es que sólo tengan generador de corriente los barcos más grandes (a partir de 15 metros). En el resto de barcos sólo podrás utilizar un cargador de tipo mechero como el de los coches, ya que solamente disponen de 12 voltios de corriente.
  • Baño. La primera sorpresa que encontrarás en el baño es la ducha, que suele consistir en una manguera que se engancha al grifo del lavabo. El agua cae al suelo directamente y se evacua a través de un desagüe situado normalmente en el medio del suelo. No obstante, algunos barcos más grandes y lujosos como las goletas, disponen de ducha corriente.
  • También deberás tener en cuenta que el inodoro de los barcos es diferente de los que tenemos en casa. Las tuberías son más pequeñas y en vez de utilizar un depósito de agua limpia, disponen de una bomba manual o eléctrica que bombea el agua del mar.
  • Para evitar atascos y malos olores, es recomendable utilizarlo solo para su función, evitando arrojar basura por el inodoro y utilizando un papel higiénico especial.
  • Basuras y residuos. La basura obviamente no puede arrojarse al mar como si no pasara nada, sino que debe guardarse en el interior del barco hasta que lleguemos a un puerto donde poder tirarla, a ser posible en un lugar resguardado del sol, ya que puede provocar malos olores, y siempre intentando separar los residuos según su material. De esta forma contribuimos a mantener un mar limpio y libre de basuras tan desagradables como perjudiciales para el medio ambiente.
  • Sábanas y toallas. Dependiendo del tipo de flota con la que reservéis el barco, las sábanas y toallas estarán incluidas en el precio o no, pudiendo así llevar las propias en la maleta.
    Por ejemplo, al reservar un barco en aBoatTime.com, en la página de resultados de búsqueda, podrás ver una lista de los barcos con información sobre qué elementos están incluidos en tu reserva, y si la ropa de cama está incluida, se indicará aquí. Si no lo está y no deseas llevarla, puedes pedirla directamente y se te incluirá como un extra. Puedes elegir éste y otros extras en el segundo paso de la reserva.
    Algunos barcos ofrecen paquetes completos de servicios adicionales, generalmente llamados “Packs de Bienvenida” o “Pack Confort”, o a veces un “Registro de Tránsito”, que además de ropa de cama y toallas se incluyen la limpieza final, el motor fuera de borda y algunos otros elementos.

Si tienes más dudas acerca de tu chárter, entra en la sección de “Consejos” de nuestra página web.