La sofisticación y el mundo náutico a menudo van de la mano, sobre todo si en la ecuación añades “Cannes” y “Costa Azul”. El resultado es el Cannes Yachting Festival, uno de los eventos  más prestigiosos del año, en el que se representan las caras más lujosas y la última tecnología en yates y veleros de lujo.

La ciudad francesa ha amanecido esta semana con la presencia de 580 yates de lujo amarrados en el Puerto de Cannes. Todos ellos han acudido a esta 37º edición del festival náutico de cannes, uno de los eventos náuticos más prestigiosos del año y no se han decepcionado: barcos ecológicos, minimalistas y sobre todo, interiores amplios, modernos y luminosos con la última tecnología aplicada a su diseño.  El evento se ha repartido este año entre  el Vieux Port, el puerto de Pirre Canto y el “Palais des Festivals”,  dando lugar a la edición más grande de este salón náutico.

La estrella del espectáculo ha sido el Ocean Paradise 90 STS, un barco del astillero francés Benetti de 55 metros de eslora, piscina en la cubierta, salón al aire libre y capacidad para 12 pasajeros.

El interior del Ocean Paradise es todo un espectáculo de diseño, en el que todos los espacios están abiertos y comunicados, creando la sensación perpetua de que te encuentras al aire libre. La cubierta exterior cuenta con una zona para hacer barbacoas, un bar al aire libre y una piscina que recuerda a la playa de una isla desierta. Por otro lado, los salones del interior cuentan con techos altos, ventanales amplios y puertas de cristal en la que la luz es la máxima protagonista.

Maura Izzo, encargada del diseño del yate, ha desafiado los estándares de diseño jugando con el contraste de  blancos y de negros en la mayoría de sus espacios, y creando diferentes atmósferas con una iluminación de colores.  El Ocean Paradise tiene espacio para 12 pasajeros, repartidos en 6 camarotes dobles, y una suite principal. Esta cuenta con vistas de 180º del mar y con una terraza privada.

En cuanto a avances tecnológicos, el yate ecológico Shipman 59 ha destacado con su motor híbrido, en el que se combina la energía solar con el motor diésel y las baterías de Litio. Este yate construido con fibra de carbono tiene 18,9 metros de eslora, y presume de poder amarrar en los puertos sin emitir una molécula de contaminación. Se trata de un yate silencioso, en el que su tecnología le permite reducir al máximo el ruido del motor incluso en el momento de atracar.

Shipman 59

Shipman 59

El Berzinc Yacht es otra de las joyas del festival náutico de Cannes, esta vez de sangre española. Reformado por Astilleros de Mallorca, el yate tiene 44 metros de eslora, estructura de aluminio y un diseño interior ultramoderno en colores rojos, naranjas, negros y tierra, que ayudan a crear una atmósfera más propia de un hotel de lujo en una ciudad cosmopolita, que de un yate.

La embarcación está dotada con un salón principal con vista de 180º hacia el mar y una zona de descanso con diferentes sofás. Tiene capacidad para 12 pasajeros, acomodados en 4 camarotes dobles y en una suite principal.

El yate de lujo Baglietto 46 es un yate nacido en la Costa Azul italiana, en la provincia de La Spezia. Tiene 46 metros de eslora y un diseño vanguardista creado por el célebre Francesco Paszkowski, quien también ha trabajado con el yate de lujo Tankoa S693.

YATE bAGLIETTO 46

El interior de este yate de lujo sigue las tendencias de diseño de Cannes de este año: colores vibrantes en contraste y techos altos con amplias ventanas y con mucha iluminación artificial. En la cubierta hay un espacio de 25 metros cuadrados cerca de la popa para tomar el sol y bañarse. El barco acomoda hasta a 10 pasajeros en 5 camarotes dobles.

Si te has quedado con ganas de hacer una travesía en un velero de lujo en la Costa Azul, no te pierdas las novedades que trae el próximo Salón Náutico de Mónaco. Mientras , infórmate de nuestras ofertas para navegar en un catamarán de lujo o en un velero con patrón en Bormes les mimosas, la ciudad con más encanto de la preciosa Costa Azul francesa.