Los mega yates o yates de más de 24 metros de eslora como Serene se están convirtiendo en el estándar del lujo, en el que sus máximos exponentes son personalidades como Bill Gates o Roman Abramovich. Debido a esta popularidad, la legislación española ha introducido nuevos cambios en el Decreto de Megayates en los que regula tanto el tipo de licencia necesaria para gobernarlos como su clasificación y normas dentro del cómputo de embarcaciones.

Tradicionalmente,  la regulación y la concesión de licencias para los yates de más de 24 metros de eslora  se han encontrado durante mucho tiempo en una zona gris de la legislación española, en la que no pertenecían ni al concepto de embarcaciones de recreo- hasta 24 metros-, ni al de buques mercantes.

Mabrouk Superyacht

Mabrouk Superyacht

Por si fuera poca confusión, la norma internacional SOLAS, que regula las licencias para todo tipo de embarcaciones, tampoco ha considerado esta circunstancia, y distingue por peso y por  tamaño- 3000 toneladas y 24 metros de eslora- las embarcaciones de recreo de los buques mercantes, que exigen un nivel mayor de restricciones. Esta situación pone en una situación de desamparo a los yates grandes que, aunque se están popularizando, no responden a ninguna norma concreta.

Buque de recreo

La legislación española ha sido una de las primeras en romper esta brecha, siguiendo el patrón de la legislación británica, con las nuevas disposiciones que se han incorporado recientemente al Decreto de Megayates que, por primera vez, contempla la categoría de buques de recreo a las embarcaciones de recreo de más de 24 metros de eslora.

Mangusta 108 Superyacht

Mangusta 108 Superyacht

El término buque de recreo responde así a nueva categoría de embarcaciones, sin contradecir las regulaciones internacionales.  Sin embargo, es preciso tener en cuenta antes de alquilar un barco, que los buques de recreo han de tener un peso inferior a 3000 toneladas para que no sean considerados buques de mercancías.

Pero ¿esto qué significa para los propietarios de superyates en España?

Estas normas sólo se aplican a los buques de bandera española, y las personas residentes en España, por lo tanto, si eres dueño de un yate británico, sólo necesitas un certificado de Certificado Internacional de Competencia o el certificado británico Yatch Master Certificate para navegar. Además las nuevas normas no se aplican a las embarcaciones de regatas, botes pequeños, barcos con casco de madera o barcos de vela barcos históricos.

Azimut 116

Azimut 116

En términos generales, la nueva legislación solo exige que los propietarios de mega yates obtengan la licencia Capitán de Yate, que es más fácil de obtener que la licencia profesional necesaria para el capitán de un barco comercial. Esta licencia permite  navegar en cualquier parte del mundo.

  • Capitán de Yate (yates de más de 24 metros de eslora)
  • Patrón de Yate (yates de hasta 24 metros de eslora y 150 millas de distancia de vela de la costa)
  • PER  (yates de hasta 15 metros de largo y 12 millas de distancia de vela de la costa)

Cada una de estas licencias, así como la licencia de Capitán de Yate, exige requisitos adicionales, tales como exámenes médicos, prácticos y teóricos.