Optimismo e ilusión por doquier eran las máximas con las que partieron Álvaro Munáiz y Víctor Pérez con rumbo al campeonato de España de Snipe en Melilla el pasado 31 de julio donde ellos sobrepasaron sus expectativas y terminaron en el décimo lugar.

El campeonato de España de Snipe

El equipo de aBoatTime

Con una participación de 40 embarcaciones, la mayoría procedentes de clubes ubicados en costa, el equipo de aBoatTime llegaba a Melilla con la idea de hacer, mínimo, un décimo puesto, eso ya sería considerado un logro.

Tras unos entrenamientos de dureza extrema dirigidos por Damián Borras, quien ha estado entrenando a tres de los seis barcos que van a ir a Río, Víctor Pérez y Álvaro Munáiz del equipo aBoatTime encaraban el campeonato con unas sensaciones sin precedentes.

Según Álvaro Munáiz:

“Fueron unos entrenamientos muy duros pero con una finalidad exquisita, hemos mejorado muchísimo y este hecho, de cara al campeonato mundial de Río de Janeiro nos vendrá muy bien”.

El campeonato de España de Snipe, Melilla

El campeonato de España de Snipe, Melilla

El objetivo que llevaban en mente era meterse entre los 10 primeros, algo que no fue nada fácil debido a circunstancias que no estuvieron al alcance de los nuestros, el tiempo y el peso de los adversarios.

El primer día arrancó bien para Álvaro y Víctor que vieron como se iban descartando participantes, se situaban décimos al final de la primera jornada. El viento que no superó los 8 nudos en ninguna de las mangas, fue un factor con el que no contaron y dado el peso ligero de algunas de las embarcaciones, no pudieron pasar del décimo puesto.

El siguiente día arrancaba con mejor pinta, nuevos descartes y los nuestros se situaban sextos, un puesto que mantuvieron durante toda la jornada. Dado que en sus pensamientos, el hecho de quedar décimos ya era un logro, cuando se vieron sextos no podían creérselo.

El último día Álvaro y Víctor arrancaban sextos, todo iba viento en popa cuando repentinamente un brusco viraje propició el vuelco de la embarcación, lo que supuso una pérdida de cuatro puestos en la clasificación general con lo que al final del campeonato se colocaron décimos en la clasificación final, un logro para un equipo para el que el viento es una baza, un factor que brilló por su ausencia.

La próxima regata se celebrará en Gijón el 24 de agosto pero antes, Álvaro y Víctor viajarán a La Coruña a entrenar,  el 17 de Agosto.

Seguro que este campeonato de España les ha servido de ensayo y en el campeonato de Río lo bordarán.

¡Ánimo y mucha suerte!