Nápoles es una ciudad única y de gran belleza. Bulliciosa, caótica y podría decirse que no se parece a cualquier otra ciudad en el mundo. Quienes viven allí piensan que la ciudad es la más fascinante de la tierra.

Pero, ¿Por qué visitar Nápoles durante tus vacaciones?

  1. Nápoles tiene su propia energía. Está repleta de movimiento y ruido y vida, algo muy común entre la gente de Nápoles. De cualquier manera, si necesitas ayuda, los napolitanos no dudarán en ofrecértele, no necesitas más que pedirla. A la gente de Nápoles le encanta conocer gente de diferentes países y aprender cosas nuevas. No te preocupes si no sabes hablar italiano, el lenguaje de los gestos es universal y te ayudará durante el tiempo que estés en Nápoles.
  2. Explora los túneles subterráneos, cuevas, carreteras y edificios escondidos en Nápoles. Nápoles está construido sobre una zona de piedra volcánica que durante miles y miles de año ha albergado una importante arquitectura subterránea. Un mundo bajo tierra por el que podrás pasear y explorar cuando visites Nápoles. Esta ciudad subterránea ha sido usara para diferentes motivos a lo largo de los años, acueductos, cementerios paganos, catacumbas para los cristianos y como refugios antiaéreos para los napolitanos cuando se lanzaban bombas sobre ellos en la II Guerra Mundial. Esta zona bien merece una visita pues ofrece un aspecto diferente de Nápoles que en pocas ciudades del mundo se puede encontrar.
  3. Por otra parte, Nápoles está repleto de un legado de piezas artísticas y zonas de arte de gran belleza. Puedes encontrar espectaculares frescos, esculturas y mosaicos que calmarán tu ansia de arte durante tu estancia en Nápoles. Deberías visitar las ciudades conocidas mundialmente de Pompeya o Herculano, y otras zonas que fueron tristemente destruidas por la erupción del monte Vesubio hace miles de años y que aún se conservan prácticamente a la perfección. Sin embargo, las reliquias más fascinantes e importantes se encuentran en el museo arqueológico nacional de Nápoles. Es uno de los mejores museos en Italia, albergando miles de tesoros históricos, incluyendo bellas esculturas de mármol de la antigua Roma y Grecia. Por ello, para todo aquel amante de la historia, Nápoles es el lugar indicado.
  4. ¿te interesa el arte, la pintura y el diseño? Entonces también tienes que visitar Nápoles. La ciudad ha sido controlada por diferentes poderes históricos como los romanos, griegos e incluso los españoles, como parte del antiguo reino de Aragón. Como resultado de esto, Nápoles ha albergado una multitud de diferentes diseños artísticos, arquitectura y escultura que aún se conservan y sirven de muestra de la multiculturalidad de la ciudad italiana. Además, hay unas cuantas iglesias antiguas destruidas por la ciudad que se construyeron en diferentes momentos y por diferentes culturas, que bien merecen una visita cada una. Encontraremos además, cuatro castillos el castillo de Maschio Angioino, El castillo dell’ovo (castillo del huevo) el castillo Sant’Elmo y el castillo de Capuano. Otra parte que no debes perderte de Nápoles es el museo nacional de capodimonte. Este museo alberga los trabajos de Rafael, caravaggio, Botticelli, Bellini, Il Greco, Artemisia Gentileschi e incluso una pintura del artista americano Andy Warhol.

Incluso podrás encontrar esculturas y pinturas barrocas en napoles, si esto te interesa, deberías visitar la capilla Sansaevero, que fue construida durante el periodo barroco.

  1. Otro punto a favor: en Napoles encontrarás la mejor pizza del mundo. Si le preguntas a cualquier italiano, te diría que la pizza de Napoles es la más sabrosa. Napoles es la cuna de la pizza e indiscutiblemente esta es una de las razones más importantes y deliciosas por la que enamorarte de napoles y viajar allí durante tus vacaciones. Cocinada en hornos de piedra tradicionales con recetas secretas protegidas por los napolitanos durante generaciones, no probarás una piza mejor que está en ningún lugar. Algunas de nuestras pizzerías preferidas están en la calle Tribunali, en el tradicional centro histórico de Nápoles. Ahora solo tienes que visitar napoles y probarlos todos. Definitivamente, si eres un amante de la pizza, ¡Tienes que visitar Nápoles!
  2. ¡La navegación! Navegar por la bahía de Nápoles será uno de los mejores lugares en los que podrás hacerlo en todo el mediterráneo. El mar es de un azul cristalino impresionante, las playas son perfectas para relajarte y los puertos y marinas que podrás visitar son de los más bellos de entre las ciudades costeras, en los que te ofrecerán entretenimiento y comida deliciosa para probar. Además. Puedes visitar increíbles islas más allá de la costa de Nápoles, por ejemplo tienes que visitar las tres pequeñas islas de Capri, Isquia y Procida. Estas islas son una prueba de la antigua cultura napolitana, y te enseñarán la parte tradicional de Nápoles y la historia que se ha creado en esta increíble zona costera.

Estas 6 razones para visitar Nápoles no son ni siquiera una pequeña muestra de toda la belleza, diversidad y creatividad que puedes encontrar en esta ciudad, pues hay multitud de razones por las que deberías visitar Nápoles.