Cada vez son más las personas que deciden alquilar una lancha motora para disfrutar al máximo de las numerosas oportunidades que el mar ofrece. Sin embargo, muchas veces tomar la decisión no es una tarea fácil, especialmente para los menos experimentados. Por eso, para despejar dudas, en este artículo os traemos 5 razones para alquilar una lancha este verano.

  1. Navegabilidad única y diversión asegurada

Si lo que te gusta es la conducción, la velocidad, y sentir cómo se rompen las olas al paso imponente del casco, en ninguna embarcación encontrarás tanta complicidad como en una lancha. Equipados con las últimas tecnologías náuticas y potentes motores, las lanchas de hoy prometen emociones fuertes, torrentes de adrenalina y, al mismo tiempo, seguridad y solidez garantizadas.

alquiler-lanchas-2

  1. Accesibilidad

Las lanchas son los coches de ciudad de la navegación de recreo. Con dimensiones normalmente más reducidas que los veleros y los catamaranes, las lanchas permiten un acceso fácil a las calas y rincones más abruptos del mar, así como a los puertos y marinas, a través de las bocanas. Alquilando una lancha, nunca podrás lamentarte de no haber podido visitar los lugares más recónditos del litoral.

  1. Confort y glamour

Por mucho que las lanchas hayan evolucionado para optimizar como ningún otro barco sus cualidades hidrodinámicas, éstas también han sufrido notables progresos en cuanto al confort y la habitabilidad a bordo: luminosidad, ventilación, ergonomía y un catálogo casi ilimitado de prestaciones han conseguido acercar el concepto de vivienda a las lanchas, como ya ocurriera anteriormente con los veleros y los catamaranes. Y todo ello de la mano de reputados diseñadores de interiores, garantizando así el glamour y el buen gusto a bordo.

alquiler-lanchas-3

  1. Precio económico

Si bien hay lanchas y lanchas, en líneas generales podemos decir que el alquiler de lanchas suele tener un precio más asequible que el alquiler de veleros y catamaranes. Es por eso que el alquiler de lanchas se ha consolidado como la opción más “para todos los públicos” y la más demandada.

  1. Licencia

Por último, si no te ha bastado con las cuatro razones anteriores, aún nos queda un as en la manga. Mientras que, para el alquiler de veleros y catamaranes, la tenencia de licencia es obligatoria para poder navegar (por lo que, en el caso de no tenerla, tendrás que contratar un patrón), en el caso de las lanchas, es posible encontrar algunos modelos para los que nos es necesario tener licencia para poder conducirlos, lo cual es idóneo si lo que buscas es una escapada puntual de una tarde.

Habrá que acudir a la legislación del país en el que nos encontremos para saber qué lanchas no necesitan licencia. En el caso español, no sería necesaria para aquellas lanchas que tengan una cota de eslora hasta los 4 metros y con 13CV o 10kW de potencia máxima.

¡No esperes más y alquila ya tu lancha con aBoatTime!