Imagínate que tuvieses mucho tiempo libre y mucho dinero que gastar. Entonces, te sientas con un grupo de amigos frikis y decides que quieres batir un récord del mundo, aunque no sabes a ciencia cierta cuál exactamente. Pues estamos casi seguros, de que por muy desesperado que estés, que nunca se te ocurriría una idea como esta:

Un grupo de amigos de Emeryville (California), se pusieron manos a la obra en la tarea de construir el coche “anfibio” más rápido. Si, tal y como suena.

Así que después de muchas horas (6 años) de diseño en CAD y unos 260.000 dólares, consiguieron un vehículo que alcanza 300 km/h en tierra y 72 km/h sobre el agua!!!… el único problema es que afortunada (o desafortunadamente) no hay ninguna organización que ahora legalice semejante logro, y parece que el “León del Mar” (como lo han bautizado), corre el riesgo de quedarse en el anonimato.

Ignorando las tremendas dificultades tecnológicas, te podemos decir que decidieron ponerle el motor de un Mazda RX3 de 1974 a un chasis diseñado exclusivamente para la ocasión y fabricado por completo en aluminio. Le añadieron un GPS para validar “oficialmente” sus records, y alguna otra cosa muy chula como un mando estilo avión de combate para manejarlo cuando está en el agua.

Supongo que os sentiréis algo más tranquilos cuando sepáis que sólo tiene una plaza en su interior, por lo que nunca seréis lo suficientemente afortunados como para vivir la experiencia, pero os dejamos este video de Youtube para que podáis admirarlo.

Youtube: Sea Lion

Fuente: Wired.com and Fantasy Junction